Para cualquier caso sobre el que nos consulten, puede resultarnos útil contar con un listado preparado de preguntas que deben hacerle al cliente, de modo tal de empaparse de información sobre el caso en particular y, así evitar volver a llamar al cliente para poder cumplir con la redacción del telegrama laboral. Veamos algunas: 

Relato de los hechos acontecidos: 

1 ¿Firmó alguna notificación como consecuencia de los hechos narrados? 

2  ¿Recibió alguna carta documento o similares?. ¿En su caso, cuándo?

3  ¿Quién es su empleador? 

4 ¿Su relación laboral se encuentra registrada (en blanco)? 

5 ¿En qué fecha exacta comenzó a prestar servicios para su empleador? 

6  Datos completos de las partes involucradas.